Cuando una casa no tiene una iluminación cuidadosamente planificada es muy posible que te encuentres con ciertos problemas: sombras, falta de puntos de luz, iluminación demasiado artificial... ¿Te suenan? Estos problemas son típicos sobre todo en casas alquiladas, donde no se han tenido en cuenta nuestros requisitos particulares, pero también ocurre en hogares propios, aunque sean nuevos. En una casa vacía las paredes reflejan la luz y no hay ningún mueble que entorpezca su paso, pero después de colocar muebles y decorar pueden surgir nuevas necesidades o elementos a destacar. Sea cual sea tu caso, tenemos la solución a los problemas más habituales.

Luz escritorio

Coordina el diseño de todas tus luminarias con nuestras colecciones aquí.

Sombras indeseadas

Las sombras molestas suelen darse cuando algún mueble (o nosotros mismos) bloqueamos el paso de la luz. En estos casos una lámpara colgante o un plafón de techo puede no ser suficiente y tendremos que usar otras opciones para complementarlas. Los flexos son la solución perfecta para los escritorios, sobre todo cuando la luz principal queda a nuestra espalda se hacen imprescindibles. Una lámpara de mesa viene muy bien para iluminar mejor una esquina en el salón que esté dedicada por ejemplo a la lectura o dónde esté situado el teléfono. Finalmente, otro lugar en el que es muy adecuado un refuerzo es bajo estanterías o armarios, sobre todo en la cocina, donde te recomendamos el uso de tiras LED, que pueden adherirse a la misma superficie que provoca la sombra, ¡y problema resuelto!

Tiras LED cocina

Las tiras LED son una solución flexible para cualquier espacio, elige aquí la tuya.

Puntos de luz insuficientes

En habitaciones grandes un solo punto de luz se suele quedar corto, hay muchos hogares que se encuentran con este contratiempo. Para remediarlo, elige una lámpara de techo o de pie que incorpore múltiples bombillas y con brazos alargados. Y si te preocupa el gasto añadido que supone aumentar el número de bombillas, utiliza las de tipo LED. Con ellas conseguirás la misma luminosidad que con las tradicionales incandescentes pero con un consumo mucho más reducido.

Puntos de luz

Luz artificial

¿Al entrar en tu casa te da la sensación de estar en un hospital? La luz fría puede quedar muy artificial en un hogar y hacerlo poco acogedor. Con tan solo cambiar la bombilla por otra de tono cálido puedes solucionarlo. Elige tu nueva bombilla teniendo en cuenta la temperatura de la luz (medida en grados Kelvin) y recuerda que la cálida está por debajo de los 4000ºK, la natural entre los 4000ºK y los 4200ºK, mientras que la fría es la que supera los 4200ºK.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Elige aquí tus bombillas LED.

Falta de iluminación en armarios

Este inconveniente es tan común que muchas veces nos acostumbramos a él sin buscar una solución. Dentro de los armarios, sobre los roperos que suelen ser más profundos, la visibilidad es muy reducida. Refuérzala colocando tiras LED o regletas fluorescentes dentro del mismo armario y resolverás el problema de manera rápida y sencilla.

Tiras LED armario

No te resignes a tener una mala iluminación en tu hogar, ¡ponle remedio!